6 de abril,

Ciclistas

La Biblia en un año: 1 Samuel 4-6, Lucas 9:1-17

Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. --1 Corintios 3:9.


Recuerdo la primera vez que intenté montar bicicleta. ¡Creí que nunca aprendería!

Saqué la bicicleta y la puse junto al pórtico. Luego salté sobre ella y empecé a pedalear, pero terminé chocando contra un árbol. Pedaleé con tanta intensidad que me olvidé del timón. Así que probé por segunda vez y me concentré en el timón, pero se me olvidó pedalear. Y claro, me caí. Tuve que aprender a usar los pies para pedalear y las manos para llevar el timón al mismo tiempo. Fue una lección acerca de lo que significa trabajar juntos.

Una bicicleta construida para dos o más personas es otro tipo de desafío. El truco de montar una de esas bicicletas es que la persona que está detrás se concentre en pedalear mientras la persona que está al frente lleva el timón. Todos pueden montar, todos deben ayudar a pedalear, pero sólo uno puede llevar el timón.

Así sucede en la iglesia. Hay algunas cosas que todos debemos hacer, mientras que otras, sólo se les confían a ciertas personas. ¡Qué triste es que haya tantos que quieran llevar el timón y tan pocos que quieran pedalear!

¿Has encontrado un lugar de servicio en tu iglesia? No trates de realizar una tarea que pertenece a otra persona. Pídele a Dios que te ayude a encontrar el trabajo para el cual Él te ha dotado (1 Corintios 12:4-11; 1 Pedro 4:10). Luego, hazlo fielmente.

ES MEJOR SER FIEL QUE ESTAR AL FRENTE.

<···Indice