7 de abril,

Alza los ojos

La Biblia en un año: 1 Samuel 7-9, Lucas 9:18-36

Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová. . . . --Salmo 121:1-2.


Una mujer cuyo trabajo exigía lectura constante empezó a tener dificultades con la vista, por lo que consultó a un médico. Después del examen él dijo: «Sus ojos solamente están cansados; tiene que darles descanso.»

«Pero --contestó ella-- eso es imposible en el tipo de trabajo que yo hago.»

Después de unos breves momentos, el médico preguntó: «¿Tiene usted ventanas donde trabaja?»

«Oh sí --contestó ella con entusiasmo--. Por las ventanas del frente puedo ver las nobles cimas de las montañas Blue Ridge, y desde las ventanas traseras veo las gloriosas colinas de los montes Allegheny.»

El médico contestó: «Eso es exactamente lo que necesita. Cuando sienta los ojos cansados, vaya a mirar las montañas durante 10 minutos, mejor si son 20, y mientras más lejos mire, más descansará la vista.»

Lo que pasa en la esfera física también es cierto en la espiritual. Los ojos del alma a menudo se cansan de centrarse en los problemas y las dificultades. Una mirada hacia arriba --una mirada lejana-- restaura nuestra perspectiva espiritual.

A veces nos sentimos abrumados por los contratiempos de la vida. Pero si miramos al Señor en su Palabra y en oración, Él pondrá nuestros problemas en la perspectiva correcta y renovará nuestra fortaleza.

¡Alcemos los ojos! (Salmo 121:1).

SI QUIERES UN FOCO ESPIRITUAL CORRECTO, FIJA LA MIRADA EN EL SEÑOR.

<···Indice