10 de abril,

Ved la gloria de Dios

La Biblia en un año: 1 Samuel 15-16, Lucas 10:25-42

Y he aquí la gloria del Dios de Israel, que venía del oriente. . . . --Ezequiel 43:2.


He tenido el privilegio de observar algunas vistas gloriosas. He visto un asombroso lanzamiento nocturno del transbordador espacial, la majestad del monte Fuji en Japón, la magnífica belleza de la vida marina en las costas de las islas Filipinas, las maravillas arquitectónicas de la ciudad de Nueva York, y el fulgurante espectáculo de un juego de béisbol en un estadio de grandes ligas una noche de verano.

Pero nada de lo que he visto se acerca a lo que vieron algunas personas del Antiguo Testamento. Moisés, el pueblo que él condujo, Ezequiel y otros fueron testigos de la más pasmosa vista de todos los tiempos. Vislumbraron la gloria de Dios, una manifestación visible del carácter y el ser invisibles de Jehová.

Moisés la experimentó en el monte Sinaí, y su rostro brilló (Éxodo 34:29). Los israelitas la vieron en la nube, antes de que Dios les diera codornices (16:10). Ezequiel vio la gloria de Dios regresar al templo y cayó al suelo (Ezequiel 43:1-5).

Un día, los que hemos sido redimidos por Cristo veremos esa inspiradora visión. La gloria de Dios brillará en la Jerusalén celestial (Apocalipsis 21:10-11). Y veremos a nuestro resucitado y glorificado Salvador, el Señor Jesucristo (1 Juan 3:2).

Esta esperanza nos anima a nosotros los cristianos a seguir adelante. ¡No hay nada en este mundo que se compare con ver la gloria de Dios! --JDB

LA MAYOR GLORIA DEL MUNDO NO ES MÁS QUE UNA CHISPA CUANDO SE COMPARA CON EL RESPLANDOR DE LA GLORIA DE DIOS.

<···Indice