13 de abril,

La mariposa

La Biblia en un año: 1 Samuel 22-24, Lucas 12:1-31

Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. --1 Corintios 15:43.


En la parte de afuera de la ventana de mi estudio había una mariposa monarca descansando sobre una flor. Movía las alas lentamente con una gracia exquisita. Aquella majestuosa mariposa era una vez un gusano verde repulsivo que se alimentaba de hojas de algodoncillo. Luego se construyó un ataúd para sí mismo y se colgó de una ramita. Con el tiempo salió, transformado en una hermosa criatura: aquella mariposa que estaba fuera de la ventana de mi estudio.

El ciclo de vida de la mariposa tiene cuatro etapas: el huevo, la larva, la crisálida y el adulto. Empieza con un huevo, la simiente de la mariposa, el cual incuba en un feo gusano. Pero ese no es su destino. El gusano debe «morir» para dar a luz a la mariposa.

Yo veo en la oruga un cuadro de los seres humanos pecaminosos que necesitan la transformación de un nuevo nacimiento espiritual (Juan 3:3). La mariposa, liberada de su tumba en la crisálida, ilustra la transformación que ocurrirá cuando Jesús regrese y cambie nuestros cuerpos terrenales y los transforme en cuerpos gloriosos adecuados para la vida en el cielo (1 Corintios 15:42-44).

Así que la próxima vez que veas una mariposa, recuerda el cambio que Cristo hizo en ti cuando pusiste tu fe en Él. Luego, espera con gozo el día de resurrección, cuando tu transformación será completa. --M. R.

LA RESURRECCIÓN DE CRISTO GARANTIZA LA NUESTRA.

<···Indice