19 de abril,

Verdad

La Biblia en un año: 2 Samuel 6-8, Lucas 15:1-10

. . . me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. --Judas v.3.


Un hombre me dijo una vez: «Todos los caminos conducen a Dios. Es como escalar una montaña. Puedes empezar en cualquier sitio del pie de la montaña, pero a la larga, todo el mundo llega al mismo lugar en la cima.»

Ese inclusivismo es muy popular en nuestro mundo de hoy. Sin embargo, es contrario a las palabras de Jesús: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí» (Juan 14:6). Pero hay más.

El Nuevo Testamento nos dice que debemos contender «ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos» (Judas v.3). La expresión de Judas, «la fe», se refiere a la enseñanza que creían los primeros cristianos del siglo I y que ponían en práctica en el poder del Espíritu. ¿Por qué esa advertencia? Porque los falsos maestros estaban trastocando la verdad. Eran «impíos», convertían «en libertinaje la gracia de nuestro Dios», y negaban «a . . . el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo» (v.4).

No debemos transigir en la exclusividad de las palabras de Jesús. Y no debemos dejar de proclamar la inclusividad del evangelio. Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito para que muriera por nuestros pecados. Por tanto, todo el que cree en Él tendrá vida eterna, no perecerá (Juan 3:16).

PORQUE HAY UN SOLO DIOS, Y UN SOLO MEDIADOR ENTRE DIOS Y LOS HOMBRES, JESUCRISTO HOMBRE. --1 TIMOTEO 2:5

<···Indice