24 de abril,

Fin de la construcción

La Biblia en un año: 2 Samuel 19-20, Lucas 18:1-23

. . . el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. --Filipenses 1:6.


Un día, Billy y Rut Graham estaban conduciendo por un largo trecho de carretera que estaba en construcción. Encontraron muchos retrasos, desvíos y paradas. Finalmente llegaron al final de la dificultad, y delante de ellos se extendía un largo trecho de pavimento suave. El siguiente letrero captó la atención de Rut: «Fin de la construcción. Gracias por su paciencia.» Ella comentó que esas palabras serían apropiadas para inscribirlas en su tumba algún día.

En realidad, esas palabras nos quedan bien a todos los creyentes, porque en esta vida estamos «en construcción». Cuando aceptamos a Cristo como Salvador y Señor comenzamos el proceso de crecimiento espiritual, el cual dura toda la vida. El Espíritu Santo obra en nosotros para quitar nuestro egoísmo (Filipenses 2:4), renovar nuestra manera de pensar (Romanos 12:2), y desarrollar cualidades en nosotros que sean cada vez más como las de Cristo (Colosenses 3:5-14). Pablo describió este proceso como una obra de Dios. Dijo: «El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo» (Filipenses 1:6).

Mientras viajamos con destino al cielo, cooperemos con la construcción de Dios en nuestras vidas. Cuando su obra en nosotros esté completa, «seremos semejantes a él» (1 Juan 3:2), perfectamente conformados a la semejanza de nuestro Salvador.

DIOS NOS AMA DEMASIADO PARA DEJARNOS COMO SOMOS.

<···Indice