25 de abril,

No te dejes engañar

La Biblia en un año: 2 Samuel 21-22, Lucas 18:24-43

No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas. . . . --Hebreos 13:9.


A la gente no le gusta que la engañen, pero sucede tan a menudo que parece que sí le gusta. Mucha gente cae en tretas fraudulentas que le cuestan dinero, ponen en peligro su salud o le hacen perder tiempo.

Les sucede a los ancianos cuando confían en la persona amistosa y persuasiva que viene a la puerta vendiendo un producto que es demasiado bueno para ser verdad. Sucede cuando un estafador dice a una pareja que viene del banco y que tienen que sacar dinero y dárselo a él para arreglar un error bancario. Sucede cuando una persona que tiene problemas de salud gasta mucho dinero en medicamentos falsos.

También nos puede suceder a nosotros en asuntos espirituales. Nos pueden engañar con presentaciones falsas que dan muchas más garantías que las que Dios ha prometido claramente. Pero esto no es nada nuevo. Pablo advirtió acerca de esta clase de engaño en Colosenses 2:8.

Entonces, ¿cómo te puedes proteger de aquellos que hacen afirmaciones religiosas que la Palabra de Dios no apoya? Estando «arraigados y sobreedificados en él [en Cristo], y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados» (v.7).

Ya sea que escuches a un vendedor o a un predicador, discierne. No te dejes engañar.

SI TE ALIMENTAS DE LA PALABRA DE DIOS NO TRAGARÁS MENTIRAS.

<···Indice