29 de abril,

Peticiones pequeñas

La Biblia en un año: 1 Reyes 6-7, Lucas 20:27-47

. . . todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. --Marcos 11:24.


Hay muchas cosas que son más fáciles de hacer cuando son pequeñas. Por ejemplo, si tienes que realizar una tarea grande, es bueno dividirla en unidades más pequeñas y abordarlas una a la vez. Esto es así ya sea que estés decorando la casa, empacando para unas vacaciones o dirigiendo un proyecto de la iglesia.

Rosalind Rinker sugiere que lo mismo pasa con la oración. Ella descubrió que cuando hacía peticiones a Dios muy generales e inclusivas, parecía que no sucedía nada. Pero cuando comenzó a hacer peticiones específicas y pequeñas, vio resultados.

Rosalind recomienda que hagamos nuestras peticiones bien específicas y pidamos lo que realmente creemos es conforme a la voluntad de Dios. Rinker agrega que a medida que veamos las respuestas de Dios a peticiones relativamente pequeñas, nos encontraremos pidiendo por necesidades mayores con más fe.

¿Has estado haciendo oraciones generales por el mundo entero sin ver resultados? Es más sabio pedir algo pequeño y más específico y creer de verdad que será contestado. Por ejemplo, si has estado pidiendo a Dios que destruya toda la pornografía que hay en el mundo, sería mejor orar para que la tienda de la esquina la deje de vender. Luego pregúntale a Dios qué puedes hacer tú para que eso suceda.

Empecemos a hacer peticiones pequeñas.

SI QUIERES RESPUESTAS ESPECÍFICAS, SÉ ESPECÍFICO EN TUS ORACIONES.

<···Indice