24 de agosto,

Crisis de fe

La Biblia en un año: Salmos 116-118, 1 Corintios 7:1-19

Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe. –Lucas 17:5.


Millones de personas tienen miedo de viajar por aire. Muchas de ellas saben muy bien que las estadísticas dicen que están más seguros en un avión que en el auto de la familia, o incluso en la bañera. Pero eso no importa. Los investigadores afirman que por lo general, el problema no es un temor consciente de chocar. La verdadera raíz de la ansiedad es el temor de que van a perder control de sus vidas una vez dejen tierra.

Una crisis de fe similar puede ocurrir cuando una persona se coloca al cuidado de Dios. Ella también se aleja mucho de lo que el mundo considera «tierra firme». Confiar en un Señor invisible puede ser aterrador, sobre todo para un nuevo cristiano.

Los discípulos de Jesús experimentaron esa crisis de fe cuando Él les dijo que tendrían que alcanzar unos niveles de perdón y misericordia que antes no conocían (Lucas 17:3-5). Sin embargo, Él respondió a su falta de fe señalando que sólo se necesita una pequeña cantidad de confianza obediente en Él para que el poder del cielo esté a su disposición (v.6).

Esa es la clave de nuestra jornada por la vida. Cuando aprendemos lo que Cristo quiere de nosotros debemos dar el primer paso de obediencia. Entonces, Él nos dará la fuerza para hacer lo que quiere que hagamos. Señor, aumenta nuestra fe.

UN POQUITO DE FE PUEDE DISIPAR GRANDES TEMORES.

<···Indice