31 de agosto,

Exhorta al fiel

La Biblia en un año: Salmos 132-134, 1 Corintios 11:17-34

Mirad, bendecid a Jehová, vosotros todos los siervos de Jehová, los que en la casa de Jehová estáis por las noches. –Salmo 134:1.


La iglesia a la que asisto honró a una de sus secretarias hace poco por sus 30 años de servicio. Es apropiado que los que sirven a la Iglesia de Dios de tantas maneras diferentes sean exhortados en su fe y fidelidad.

Hay un salmo corto que da una pista de que el pueblo de Israel exhortaba a los que les servían en su casa de adoración. En el Salmo 134, a medida que los adoradores se iban del templo después de un día de alabar a Dios, levantaban las voces hacia los levitas que estaban a punto de entrar al templo para el servicio de la noche (v.1). Los levitas y los sacerdotes eran responsables de quemar incienso, dar gracias y alabar al Señor con canciones (1 Crónicas 9:33; 2 Crónicas 31:2). Los adoradores invocaban a los levitas para seguir alabando a Dios al tiempo que llevaban a cabo sus labores (Salmo 134:1).

Cuando realizamos nuestras propias actividades, a veces olvidamos a los que trabajan en nuestras iglesias. Se necesita mucha gente para asegurarse de que nuestra experiencia de adoración sea fructífera, que nuestra comunión como creyentes sea valiosa, y que nuestra obra juntos como cristianos sea provechosa.

Siguiendo el ejemplo de los adoradores de antaño, exhortemos a los que nos sirven fielmente en la iglesia, ya sea públicamente o tras bastidores.

UNA PALABRA DE ALIENTO PUEDE MARCAR LA DIFERENCIA ENTRE DARSE POR VENCIDO Y SEGUIR ADELANTE.

<···Indice