17 de diciembre,

Una pared derecha

La Biblia en un año: Amós 7-9, Apocalipsis 8

... He aquí, yo pongo plomada de albañil en medio de mi pueblo Israel; no lo toleraré más. –Amós 7:8.


Cuando yo era muchacho, los niños de mi vecindario construyeron una casa club. Logramos nivelar el piso, pero nos estaba resultando difícil encajar las paredes porque no usamos una plomada. El producto final parecía la torre inclinada de Pisa.

Los carpinteros a menudo usan una plomada para asegurarse de que las paredes cuadren con el piso. Es una cuerda que tiene una pesa que cuelga derecho para guiar al albañil cuando coloca una pared.

En Amós 7 leemos acerca de otra clase de plomada. El Señor primero habló a Amós de una plaga de langostas y un gran fuego, los cuales eran figuras que predecían la destrucción del reino del norte de Israel. Después que el profeta oró y el Señor estuvo de acuerdo en retrasar Su juicio, Amós tuvo una visión de una pared derecha. El Señor estaba de pie junto a ella con una plomada. Puesto que la conducta de Israel no “cuadraba” con las leyes de Dios, experimentaron Su ira (vv.8-9).

Como seguidores de Jesucristo tenemos una plomada con la cual podemos evaluar nuestras vidas. Es la Palabra de Dios, con sus principios y mandamientos. Cuando tenemos que tomar decisiones morales debemos ver lo que enseñan las Escrituras. Si seguimos las directrices del Señor no tenemos que temer lo que su plomada revele en nuestras vidas.

PUEDES MEDIR TU AMOR A DIOS POR TU OBEDIENCIA A SU PALABRA.

<···Indice