7 de enero,

Una gran diferencia

La Biblia en un año: Génesis 18-19, Mateo 6:1-18

Oye, hijo mío... Por el camino de la sabiduría te he encaminado. –Proverbios 4:10-11.


Uno es el médico de mi hijo. El otro es una popular figura de la TV. Varios son padres de muchachos que asisten a la escuela con mis hijos. Otro es bien conocido en la industria de la música cristiana. Algunos son misioneros. Otros trabajan conmigo.

¿Quiénes son? Son estudiantes que asistieron a la escuela secundaria donde yo daba clases y a la que han asistido mis hijos.

Mi hijo Steve y yo estábamos mirando fotos escolares viejas no hace mucho. Mientras mencionaba dónde están hoy esos estudiantes, me impresionó el poder del potencial.

¿Quién sabía lo que sería de esos jóvenes a quienes mis compañeros y yo pedíamos trabajos de investigación y oraciones diagramadas, o quienes corrían carreras cortas y hacían tiros libres en la cancha de baloncesto? Pero ahora que el sendero de sus vidas está parcialmente acabado, veo que muchos de ellos confiaron en el Señor y procuran honrarle, al darse cuenta del potencial que Dios les ha dado.

A la luz de Proverbios 3, es maravilloso contemplar lo que puede llegar a ser la juventud de hoy. Si se les enseña a andar conforme a la sabiduría de Dios, a usar las habilidades que Él les ha dado y a seguir Su guía, pueden marcar una gran diferencia en cualquier cosa que Dios tenga para ellos en el futuro. –JDB

MOLDEAMOS EL MUNDO DE MAÑANA CON LO QUE ENSEÑAMOS A NUESTROS HIJOS HOY.

<···Indice