22 de enero,

La seducción de lo cómodo

La Biblia en un año: Éxodo 4-6, Mateo 14:22-36

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba. –Marcos 1:35.


¿No tienes tiempo para desayunar? ¿Ni siquiera para comer una taza de cereal o una tostada? No hay problema. Sólo tienes que abrir una «barra de cereal» hecha por uno de los muchos productores populares de cereal y comértela de camino al trabajo o a la escuela. Puede que no sea la comida más nutritiva del mundo, pero es cómoda, y eso parece ser lo que más desea la gente hoy. En los Estados Unidos solamente, aparecieron más de 30.000 nuevos productos en sólo un año, entre los que se encontraban bebidas, productos de salud, belleza, productos para el hogar y para mascotas. El más popular de todos hacía hincapié en la comodidad.

En el mundo de hoy, es fácil quedar atrapado en el enfoque que se hace a lo «rápido y fácil» en casi todas las cosas. Pero es peligroso basar nuestra vida espiritual en lo que es más cómodo. Hasta estas lecturas se puede convertir en una trampa si lo único que leemos son las historias interesantes y no las Escrituras ni apartamos tiempo para orar.

La lectura bíblica para hoy revela que en medio de la enseñanza, las sanidades, los viajes y la predicación, Jesús nunca dejó que el ritmo de vida le impidiera pasar tiempo con su Padre celestial. Marcos escribió: «Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba» (Marcos 1:35). Hoy, resistamos la seducción de la comodidad y dediquemos tiempo a estar a solas con Dios.

SI QUIERES ANDAR CON DIOS TODO EL DÍA, REÚNETE CON ÉL EN LA MAÑANA.

<···Indice