29 de enero,

La Biblia no leída

La Biblia en un año: Éxodo 21-22, Mateo 19

¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca. –Salmo 119:103.


Puede que mucha gente no esté familiarizada con el nombre de Larry McMurtry. Pero para los que leen libros acerca de la frontera estadounidense y las pequeñas ciudades del oeste de los Estados Unidos, él es una especie de ídolo. Hace unos años escribió su autobiografía, en la cual se preguntaba sobre su propio futuro: «Ahora tengo sesenta y pico de años, lo que quiere decir que a lo sumo viviré unos treinta años más. ¿Qué debo hacer? ¿Leer o escribir? Aunque he leído muchos libros, todavía hay miles de libros, potencialmente interesantes, que no he leído.»

McMurtry no habla de sus propias creencias, por lo que no sabemos si lee la Biblia regularmente o si es uno de los «miles de libros, potencialmente interesantes, que no ha leído». Espero que haya estado leyendo las Escrituras, pero mucha gente, ya sea a los sesenta y pico de años o a cualquier edad, no se molesta en leer la Biblia.

Independientemente de cuánto tiempo te quede en este mundo, empieza a leer la Biblia hoy si todavía no lo has hecho. Decide leerla con regularidad. Es el Libro que te va a bendecir mientras estés en este mundo. Y te mostrará que por medio de la fe en Jesucristo, puedes estar seguro de la bendición eterna en la vida venidera.

EN TODA LA LITERATURA, NO HAY NADA QUE SE COMPARE CON LA BIBLIA. –JOHN MILTON

<···Indice