27 de febrero,

Levantamiento espiritual de pesas

La Biblia en un año: Números 17-19, Marcos 6:30-56

Invocaré a Jehová, quien es digno de ser alabado... –2 Samuel 22:4.


Cuando conocí a Noel estaba en las etapas iniciales de vencer su dependencia de las drogas. Había colocado su fe en Cristo y se estaba convirtiendo en un discípulo bien establecido. «Cuando confié en el Señor me sentía impotente y necesitaba depender de Él para todo. Pero ahora que me ha fortalecido, temo no depender de Él tanto como antes.»

Yo creía que Noel seguía dependiendo del Señor, pero necesitaba tranquilizarlo de alguna manera. Así que le dije: «Noel, cuando una persona empieza a levantar pesas, ¿cuáles debe utilizar primero?» Noel contestó: «Las más livianas.»

Entonces le dije: «Aunque las pesas son difíciles de levantar, se sienten más livianas cuando los músculos aumentan. Entonces, ¿qué debe hacer uno después?» Con una sonrisa conocedora, Noel replicó: «Aumentar las pesas.» «Eso es lo que el Señor está haciendo contigo –razoné–. Las cargas que llevabas al principio se sienten más ligeras ahora, porque estás más fuerte espiritualmente. Pero no te sientas demasiado confiado. El Señor va a seguir aumentando tu carga para recordarte tu limitada fortaleza. Nunca serás mayor que tu necesidad de depender de Él.»

¿Y tú? ¿Te estás convirtiendo en un cristiano más fuerte? ¿Todavía sientes la necesidad de clamar al Señor y depender de su fortaleza? (2 Samuel 22:2-4).

NOS HACEMOS MÁS FUERTES A MEDIDA QUE DEPENDEMOS DE LA FORTALEZA DE DIOS.

<···Indice