6 de julio,

La pobre iglesia rica

La Biblia en un año: Job 32-33, Hechos 14

Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad.... –Apocalipsis 3:17.


La ciudad de Laodicea era rica, y también lo eran las personas de su iglesia. El área era muy floreciente en tres áreas: las finanzas, los textiles y el colirio. La ciudad era un principal centro bancario, y las vestimentas más populares entre la clase alta de Roma eran vestimentas de lana hechas en Laodicea. La industria farmacéutica marchaba bien porque el colirio que se hacía en la ciudad se vendía en muchas otras partes. La gente de esta rica iglesia se jactaba de que no necesitaba nada (Apocalipsis 3:17).

¡Qué equivocados estaban! Jesús los acusó de ser «tibios» espiritualmente. Él estaba listo para vomitarlos de su boca (vv.15-16). Usando ilustraciones que sabía ellos entenderían, dijo que tenían que comprar de Él «oro refinado en fuego», esto es, las riquezas del cielo. Debían conseguir túnicas lavadas en la sangre del Cordero. Tenían que ungirse los ojos con colirio (dejando que el Espíritu Santo les diera discernimiento espiritual), para poder aceptar y comprender la verdad de Dios (v.18).

¿Eres pobre espiritualmente? ¿Sobrepasan por mucho tus bienes materiales a tu riqueza espiritual? Cristo se paró junto a la puerta de la iglesia de Laodicea e insistió en tocar, esperando que ellos reconocieran la necesidad que tenían de Él (v.20). ¿Está esperando por ti también?

LAS PERSONAS MÁS RICAS DE LA TIERRA SON LAS QUE INVIERTEN SU VIDA EN EL CIELO.

<···Indice