8 de julio,

¿Cómo estás?

La Biblia en un año: Job 36-37, Hechos 15:22-41

Pero lo que sale de la boca, del corazón sale.... –Mateo 15:18.


Cuando la gente se saluda, por lo general dice: «¿Cómo estás?» Una vez en China, el saludo típico era: «¿Has comido?» En los días de pobreza, preguntar a nuestros amigos si habían comido era expresar nuestra preocupación por su bienestar.

Hoy, cuando mis amigos me saludan, muchas veces dicen: «¿Has engordado?» Ya sea que estén auténticamente preocupados por mi salud, o que piensen que debo rebajar algunos kilos, se interesan en mí.

Todo lo que decimos, no sólo nuestros saludos, reflejan las inquietudes de nuestro corazón. Jesús dijo: «Lo que sale de la boca, del corazón sale» (Mateo 15:18). Estaba explicando a sus discípulos que la gente no puede contaminarse moralmente por la comida que come, sino por las palabras que salen de sus corazones inmundos.

No era de extrañar que las audaces afirmaciones de Jesús ofendieran a los fariseos (v.12). Ellos eran muy buenos para parecer justos externamente, pero no les preocupaba la hipocresía que había en su corazón. Sin embargo, como discípulos de Cristo, nuestro enfoque debe estar en mantener limpios nuestros corazones para que nuestras palabras reflejen una justicia auténtica. Es sabio pensar en las palabras que usas durante el día, dondequiera que vayas. ¿Qué dicen de la condición de tu corazón? – AL

SI QUIERES GOBERNAR TU LENGUA, DEJA QUE CRISTO REINE EN TU CORAZÓN.

<···Indice