17 de julio,

¿Fácil o difícil?

La Biblia en un año: Salmos 18-19, Hechos 20:17-38

... ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo.... –Hechos 20:24.


La vida cristiana: ¿es fácil o difícil? ¿Cuál se supone que sea? ¿Nos causa nuestra fe en Jesucristo dificultad, sufrimiento y pérdida? ¿O nos prepara un camino fácil al cielo?

Estas son preguntas duras. Pero si observamos algunas de las personas de la Biblia –las que admiramos y respetamos por su evidente fidelidad al Señor– vemos que no tuvieron una vida fácil. Pablo, por ejemplo, tuvo que enfrentar dificultades que harían que la mayoría de nosotros se preguntara dónde está Dios: naufragios, encarcelamientos, azotes y otras clases de abuso (2 Corintios 11:23-28). Parece que estaba mejor antes de que empezara a seguir a Cristo.

En su libro Amusing Ourselves to Death [Divirtámonos hasta morir], el crítico social Neil Postman escribió: «El cristianismo es una religión seria y exigente. Cuando se presenta como fácil y divertida, es otra clase de religión totalmente distinta.» Tiene razón. El mismo Jesús dijo: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame» (Mateo 16:24). Ese es un claro llamamiento a la autonegación.

Pablo recibió una tarea y la realizó de todo corazón para la gloria de Dios, sin que le importara el costo (Hechos 20:24). ¿Estamos dispuestos a hacer lo que Dios nos ha llamado a hacer con la misma dedicación, sea fácil o difícil?

SEGUIR A CRISTO SIEMPRE ES CORRECTO... PERO RARAS VECES ES FÁCIL.

<···Indice