28 de julio,

Las reglas de papá

La Biblia en un año: Salmos 46-48, Hechos 28

Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten. –Colosenses 3:21.


El mensaje electrónico que llegó sin que yo lo pidiera estaba lleno de sabiduría y verdad. Reconocí que la nota titulada «Las reglas de papi para los amores» ofrecía un consejo que los papás pueden entender. Con humor y sarcasmo enumeraba diez reglas para cualquier muchacho que espera ser novio de nuestras hijas.

Por ejemplo, la Regla No. 1 dice: «Si llegas al frente de la casa y tocas la bocina, más vale que sea para entregar un paquete, porque no te vas a llevar nada.» Traducido quiere decir: «No seas grosero.» Cada regla contenía un poco de verdad que los padres comprenden bien: «No toques a mi hija.» «Trae a mi hija temprano.» «Trata a mi hija con respeto.»

Como padres (y madres) somos protectores de nuestros hijos, y con razón, porque Dios nos los dio como encargo. Y puesto que nuestra sociedad no valora el decoro ni la pureza sexual, debemos proteger a nuestros hijos e hijas.

Por eso es tan vital la enseñanza difícil pero equilibrada de Efesios 6:4: «Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.» Si instruimos debidamente a nuestros hijos acerca de lo que Dios espera de ellos, y lo practicamos nosotros, podemos evitar enojarlos y desanimarlos.

En vez de exasperar a los hijos, enseñémosles. –JDB

SI QUIERES ENSEÑAR BIEN A TUS HIJOS, DEJA QUE DIOS TE ENSEÑE A TI.

<···Indice