11 de junio,

¿Cómo estás hoy?

La Biblia en un año: Esdras 1-2, Juan 19:23-42

. . . aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. --2 Corintios 4:16.


Wilfred Yoder es uno de los cristianos más entusiastas que conozco, aunque ha sufrido durante muchos años por causa de la artritis. Cuando la gente lo saluda y le pregunta: «¿Cómo estás hoy?», alegremente contesta: «Muy bien.»

Los que saben de su dolor a veces cuestionan su sinceridad. «¿Cómo puedes decir que estás bien si tienes tanto dolor?» La respuesta de Wilfred siempre es: «La manera como me siento tiene muy poco que ver con la manera como estoy. La parte de mí que me duele es sólo una concha, no el verdadero yo, y el verdadero yo está muy bien.»

Lo que Wilfred llama «concha» Pablo lo llama «tabernáculo» (2 Corintios 5:1). Y el «verdadero yo» a que se refiere Wilfred, el apóstol Pablo lo llama «el hombre interior» (4:16).

Aunque el tabernáculo terrenal de Wilfred es doloroso y está pereciendo, él sabe que es, después de todo, no más que una vivienda temporal para el hombre interior. Un día lo cambiará por su morada permanente que le espera en el cielo. Esa es su confianza. Pero hasta entonces, el hombre interior de Wilfred es consciente de que se está renovando día a día.

¿Cómo estás hoy? ¿Está decayendo tu tabernáculo? Recuerda, si Cristo es tu Salvador y Señor, un día tendrás un cuerpo perfecto. Pero hasta entonces, haya lo que haya afuera, en el interior podemos decir: «Estoy muy bien.» --JEY

NUESTRO CUERPO ESTÁ PERECIENDO, PERO NUESTRO ESPÍRITU PUEDE ESTAR FLORECIENDO.

<···Indice