24 de junio, 2004

¿Quién tiene el control?

La Biblia en un año: Job 1-2, Hechos 7:22-43

El corazón del hombre piensa su camino; mas Jehová endereza sus pasos. --Proverbios 16:9.


Sonreí cuando un amigo me contó su experiencia en un taxi de Nueva York. El conductor parecía decidido a demostrar su habilidad y a ser intrépido en la negociación de la congestión de tránsito de la gran ciudad. Iba zigzagueando por las congestionadas calles, doblando abruptamente, casi golpeando de costado a los autos y frenando con chirridos.

Mi amigo estaba seguro de que el viaje terminaría en un cementerio. Se sentía frustrado y tenía miedo porque no tenía el control, y pensaba que su vida no estaba en manos confiables.

Mientras pensaba en la experiencia de mi amigo me acordé de nuestra tendencia humana de querer estar a cargo de todo. Nos ponemos nerviosos siempre que nos parece que no podemos controlar nuestras propias vidas.

Como seguidores de Cristo sabemos que necesitamos rendirnos a Él como Señor de nuestras vidas. Podemos hacerlo sin temor al acordarnos de que Él nunca será imprudente en la manera en que nos conduce. Tenemos que aprender a relajarnos en Él y creer que puede manejar todo lo que permite que suceda en nuestras vidas.

Aunque necesitamos planificar y vivir responsablemente, somos sabios al reconocer el control de Dios (Proverbios 16:9; Santiago 4:13-17). Es la voluntad de Dios, no nuestros esfuerzos, lo que nos mantiene vivos y seguros. El mejor lugar para estar es en Sus manos.

NUESTRO FUTURO DESCONOCIDO ESTÁ SEGURO EN LAS MANOS DEL DIOS OMNISCIENTE.

<···Indice