25 de junio,

Un legado duradero

La Biblia en un año: Job 3-4, Hechos 7:44-60

Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. --1 Corintios 11:1.


Mi amigo doctor, de mediana edad, sabía que estaba sufriendo de una enfermedad que poco a poco lo iba a dejar lisiado y a la larga lo mataría. ¡Qué lucha emocional tuvo para aceptar su enfermedad! Había planeado ayudar a niños enfermos durante muchos años. Además, tenía la esperanza de proporcionar una vida cómoda a su familia y la mejor educación posible para sus hijos. Pero, ¿cómo lo iba a lograr ahora? ¿Qué podía dejar de herencia a sus hijos?

En las visitas que le hice, mi desesperado amigo a menudo sacaba el tema a colación. Pero poco a poco llegó a creer que el legado más importante que le podemos dejar a nuestras familias no es una casa cómoda ni un gran ingreso. El mejor legado es espiritual, y no hay dinero en el mundo que pueda comprar eso. Es un ejemplo de una confianza inmutable en el amor y la sabiduría de Dios. Es además un ejemplo de aguante, valor, paciencia y esperanza de eternidad firmes cuando toda la esperanza en este mundo se haya desvanecido. Le dije que si dejaba ese legado a su familia, ellos bendecirían su recuerdo hasta que ellos también partieran a la gloria.

¿Estamos construyendo un legado espiritual duradero de inapreciable valor para aquellos a quienes amamos? --VCG

UNA VIDA VIVIDA PARA CRISTO ES LA MEJOR HERENCIA QUE PODEMOS DEJAR A NUESTROS HIJOS.

<···Indice