13 de marzo,

¿De qué se trata?

La Biblia en un año: Deuteronomio 20-22, Marcos 13:21-37

...hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas... –1 Tesalonicenses 2:8.


Amor... perdón... misericordia... gracia... bondad... compasión... amabilidad... generosidad. ¿Quién estaría en contra de estas características? ¿Quién podría oponerse a tales fuerzas positivas en la vida de una persona? En otras palabras, ¿quién podría estar en contra de los cristianos? ¿Quién podría poner nombres feos a los cristianos, considerarlos peligrosos, y procurar distanciarse de ellos tanto como fuera posible?

¿Quién? Mucha gente. ¿Pero por qué? Porque en los cristianos que ya conocen, no observan amor, perdón, compasión, bondad, amabilidad, misericordia, gracia ni generosidad.

No podrán ver a Cristo ni sus atributos si nos interponemos en el camino. Si nuestros propósitos o nuestra causa son egoístas, van a ver nuestro odio en vez de nuestro perdón, nuestra indiferencia y no nuestra bondad. Nuestras vidas necesitan ser coherentes con el mensaje que proclamamos (1 Tesalonicenses 2:1-12).

El cristianismo trata de Cristo y su regalo de vida eterna lleno de amor, perdón y compasión. Cualquier cosa que hagamos que refleje algo distinto da a los demás la impresión equivocada.

Se trata de Cristo. Deja que Él brille en tu vida para que los demás puedan verlo.

VIVE DE TAL MANERA QUE LOS DEMÁS QUIERAN CONOCER A TU SALVADOR.

<···Indice