15 de marzo,

Costos inesperados

La Biblia en un año: Deuteronomio 26-27, Marcos 14:27-53

...Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey. –1 Samuel 15:23.


Según el Blunder Book [El libro de los desaciertos] de M. Hirsh Goldberg, la compañía que ganó el concurso para construir los 160 kilómetros de rieles del sistema de metro de Washington, D.C. calculó que el costo sería 793 millones de dólares. Sin embargo, cuando el trabajo estuvo terminado, había costado 6.600 millones de dólares. Goldberg dijo que la misma compañía que construyó el metro recibió un contrato para construir la ciudad de Jubail, en Arabia Saudita. El estimado inicial fue 9.000 millones de dólares. Pero cuando el proyecto se terminó, la factura había llegado a 45.000 millones. ¡Esa es una subestimación de 36.000 millones de dólares!

No obstante, esos gastos inesperados de construcción tienen poca importancia comparados con los costos inesperados de nuestros pecados contra Dios. La vida del rey Saúl nos muestra el enorme precio de la desobediencia. Él nunca se imaginó que su continua voluntariedad y obstinado orgullo a la larga le costarían su honor, su familia, sus amigos, su capacidad de influir para bien y su comunión con Dios. Lo perdió todo. No vio lo que venía cuando decidió conservar unas cuantas ovejas que daban balidos para placer propio y para perdonar la vida a un malvado monarca (1 Samuel 15:14-15, 20-21). Pero esos fueron actos caros de desobediencia.

Padre, ayúdanos a contar el inevitable costo de no confiar en Ti hoy. Y ayúdanos a recordar el enorme precio que Cristo pagó en la cruz por nosotros.

EL PECADO AÑADE A TUS PROBLEMAS, RESTA A TU ENERGÍA, Y MULTIPLICA TUS DIFICULTADES.

<···Indice