10 de mayo,

Almas y billeteras

La Biblia en un año: 2 Reyes 10-12, Juan 1:29-51

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora. . . . --Hebreos 13:5.


El libro de Hebreos contiene un consejo extraño para los hombres y mujeres que viven con los valores del siglo XXI. «Sean vuestras costumbres sin avaricia», dijo el autor, y «contentos con lo que tenéis ahora» (13:5). No estaba diciendo que es pecado tener dinero, sino que puede ser un problema. Nuestro mundo ha aceptado el mito de que las riquezas y el contentamiento van juntos, que son casi la misma cosa. Sin embargo, muchas personas adineradas que se jactan de sus grandes cuentas bancarias no están contentas. Siempre quieren más, y viven con temor de perder lo que tienen.

«Contentos con lo que tenéis ahora. . . .» Y bien, ¿qué tienes? ¿Piensas inmediatamente en tus cuentas de ahorro o en tus inversiones? Estás mirando en el lugar equivocado. El escritor de Hebreos dijo que si vives con fe en el Señor de la eternidad, lo tienes a Él. Él ha prometido: «No te desampararé, ni te dejaré» (13:5). Lo tienes a Él, así que puedes decir con confianza: «El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre» (v.6).

Si tienes todo menos a Dios, no tienes mucho. Si tienes la presencia del Señor y un poquito de lo demás, puedes estar contento. Es mejor tener un alma satisfecha que una billetera llena.

EL CONTENTAMIENTO NO TIENE PRECIO.

<···Indice