20 de mayo,

Las leyes de Murphy

La Biblia en un año: 1 Crónicas 10-12, Juan 6:45-71

No tendrás dioses ajenos delante de mí. --Éxodo 20:3.


Las leyes de Murphy son observaciones acerca de la vida que parecen tener el peso de la experiencia. Probablemente hayas escuchado ésta: «Si hay algo que puede salir mal, sale mal.» Aquí hay otra: «No puedes hacer sólo una cosa; todo tiene sus consecuencias.»

Mi propia experiencia parece confirmar muchas de las leyes de Murphy, pero es la segunda la que yo colgaría en la pared como lema. Las malas decisiones tienen sus consecuencias. Por ejemplo, si un hombre o una mujer opta por vivir para el placer, afecta a sus hijos, nietos y biznietos (Éxodo 20:4-5). Si te alejas de Dios podrías descubrir que tus hijos han hecho el viaje contigo. Luego, incluso si regresas a Él, ellos podrían no regresar.

Pero también hay buenas nuevas. La devoción al Señor igual tiene sus consecuencias. Los hombres y mujeres que viven por fe delante de Dios pueden ejercer una gran influencia sobre sus hijos y los hijos de sus hijos. Si viven una larga vida, pueden testificar el efecto que tiene su fe en varias generaciones. ¡Qué satisfacción da a las personas mayores ver a su posteridad viviendo para Cristo!

Así que Murphy y la Biblia están de acuerdo en este punto: «No se puede hacer sólo una cosa; todo tiene sus consecuencias.»

LA GENTE QUE SIGUE A CRISTO CONDUCE A LOS DEMÁS EN LA DIRECCIÓN CORRECTA.

<···Indice