21 de mayo,

La buena vida

La Biblia en un año: 1 Crónicas 13-15, Juan 7:1-27

Gustad, y ved que es bueno Jehová; dichoso el hombre que confía en él. --Salmo 34:8.


Mucha gente asocia «la buena vida» con el éxito, la fama y el dinero. Sin embargo, un hombre moribundo que lo tenía todo me dijo que no había valido la pena el esfuerzo que había hecho en la vida para alcanzar el éxito.

¡Qué diferente era la actitud de mi tío Herb cuando se estaba muriendo! Estaba agradecido y hablaba de sus muchas bendiciones. Con su rico acento holandés citó el Salmo 34:11-14 como la receta de Dios para la buena vida. La mayor parte de su vida ganó poco en su empleo, sólo tenía un auto y una casa pequeña. Permaneció soltero hasta los 47 años para poder atender a sus padres. Cuando se casó no tuvo hijos, pero su esposa lo amaba mucho y también su círculo familiar más amplio. Era un tío preferido por sus sobrinos, y le caía tan bien a los niños de su vecindario que cuando murió, muchos fueron a la funeraria y lloraron junto a su ataúd.

La buena vida es un regalo de Dios para aquellos que confían en Él y para quienes obedecerlo es un fin primordial. Dios los cuida y escucha sus oraciones (v.15). Puede que conozcan la aflicción y el dolor, pero Dios los guarda y los protege en medio de todo (vv.18-20). Sin embargo, lo mejor de todo es que Él les da su gracia y redime su alma por medio de la fe en Cristo (v.22). ¡Esa es en verdad la buena vida! --HVL

NADIE PUEDE CONOCER LA BUENA VIDA SIN DIOS.

<···Indice