7 de noviembre,

La calle Godliman

La Biblia en un año: Jeremías 40-42, Hebreos 4

... He aquí ahora hay en esta ciudad un varón de Dios, que es hombre insigne.... –1 Samuel 9:6.


Hace varios años, mi esposa y yo estábamos caminando en Londres cuando llegamos a una calle que se llamaba Godliman. Nos dijeron que en esa calle vivía una vez un hombre cuya vida era tan santa que su calle llegó a conocerse como “la calle del hombre piadoso” [godly man en inglés]. Esto me recordó una historia del Antiguo Testamento.

El padre de Saúl envió a su hijo y a un sirviente a buscar unas asnas que se habían extraviado. Los jóvenes buscaron durante días, pero no podían encontrar los animales.

Saúl estaba listo para rendirse e irse a casa, pero su siervo señaló a Ramá, la villa del profeta Samuel, y contestó: “He aquí ahora hay en esta ciudad un varón de Dios, que es hombre insigne; todo lo que él dice acontece sin falta. Vamos, pues, allá; quizá nos dará algún indicio acerca del objeto por el cual emprendimos nuestro camino” (1 Samuel 9:6).

Durante toda su vida hasta ser anciano, Samuel procuró la amistad y comunión con Dios, y sus palabras estaban llenas de verdad. La gente sabía que él era un profeta de Dios. Así que Saúl y su siervo “fueron a la ciudad donde estaba el varón de Dios” (v.10).

Ojalá que nuestras vidas reflejen a Jesús de tal forma que dejemos una marca en nuestros vecindarios, y que el recuerdo de nuestra piedad permanezca. –David Roper

EL TESTIMONIO MÁS POTENTE ES UNA VIDA PIADOSA.

<···Indice