16 de noviembre,

Acciones conectadas

La Biblia en un año: Ezequiel 3-4, Hebreos 11:20-40

El que siembra maldad cosecha desgracias... . –Proverbios 22:8 (NVI).


Mi hijo Steve estaba haciendo la mejor carrera a campo traviesa de su vida. En su primer año de secundaria se ganó un puesto en el equipo titular.

Entonces fue cuando Steve decidió que quería ir más rápido... pero no a pie. De manera que pasó un día corriendo en una motocicleta sobre una pista de tierra. Todo iba bien hasta que calculó mal un salto y terminó con la pierna debajo de una Yamaha.

No se fracturó nada, pero al tener un músculo de la pantorrilla estropeado, afectó su temporada de campo traviesa. Sus tiempos empeoraron y no pudo entrar al equipo para las finales del estado. Steve aprendió una lección importante: todas nuestras acciones están conectadas. Cada acción afecta las demás áreas de nuestra vida.

A veces tratamos de mantener áreas de nuestra vida separadas de nuestra fe en Cristo. Un ejemplo es pensar que mirar inmoralidad en la TV no afecta nuestro andar con Dios. Pero la Biblia dice: “El que siembra maldad cosecha desgracias...” (Proverbios 22:8), y “Porque el que siembra para su carne ... segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu ... segará vida eterna” (Gálatas 6:8).

Todos los elementos de la vida están interrelacionados. Debemos asegurarnos de que cada pensamiento, acción y palabra fluya de un corazón piadoso, para que todo lo que hagamos sea para la gloria, honra y alabanza de Dios. –Dave Branon

LA MEJOR RAZON PARA HACER LO CORRECTO HOY ES MAÑANA.

<···Indice