24 de noviembre,

Predicadores negligentes

La Biblia en un año: Ezequiel 22-23, 1 Pedro 1

... no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. –Mateo 23:3.


Algunos opositores del cristianismo se oponen más a la hipocresía que a Jesús. Irónicamente, no se les ha ocurrido que quien más se opuso a la hipocresía fue el mismo Cristo.

Todos hemos conocido burladores que sin pensar repiten la frase: “La iglesia está llena de hipócritas.” Pero nosotros no debemos ser insensatos en nuestra respuesta e ignorar tales pronunciamientos sin hacer caso, no sea que resulte verdad.

Tendemos a pensar que no es cierto en nuestro caso. Pero pensemos otra vez. ¿Cuántas veces hemos sido como la mujer que miró por su ventana y vio una vecina entremetida y ruidosa acercarse a su puerta? Sus niños pequeños, e impresionables, la escucharon cuando dijo gruñendo: “¡Oh no! Aquí viene ella otra vez.” Entonces abrió la puerta y expresó sin sinceridad: “¡Qué gusto verte!”

Nuestros labios y nuestras vidas muchas veces predican un mensaje mezclado. Jesús describió a los maestros hipócritas de la ley y advirtió a sus discípulos: “No hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen” (Mateo 23:3).

Dios no permita que algunos de los opositores de Cristo sean influenciados por la hipocresía negligente que hay en nuestras vidas.

Señor, ayúdanos a ser “predicadores” cuidadosos.

ES UN ERROR PENSAR QUE PODEMOS IMPRESIONAR AL MUNDO TRANSIGIENDO CON ÉL.

<···Indice