27 de noviembre,

Lo que de verdad importa

La Biblia en un año: Ezequiel 30-32, 1 Pedro 4

Cantad a Jehová, vosotros sus santos, y celebrad la memoria de su santidad. –Salmo 30:4.


En medio de un tornado que devastó el condado de Will, en Illinois, un joven padre se encontraba sentado meciendo a su bebé de tres meses de nacido. Cuando los feroces y aulladores vientos finalmente se apaciguaron y volvió la calma, la casa del hombre había desaparecido... y también el bebé. Pero según un informe de noticias, el padre encontró a su bebé en un campo cerca de su casa... ¡sano y salvo! Y también lo estaba el resto de la familia.

Cuando un reportero le preguntó si estaba enojado por haber perdido todo lo que poseía contestó: “No, quiero dar gracias a Dios porque tengo a mi bebé y a mi familia. Algunas personas no tienen esas cosas. No me importa nada más.”

Muchas veces se necesitan tiempos de tragedia para acordarnos de qué es lo que realmente importa en la vida. Cuando las cosas van bien podemos inquietarnos fácilmente por lo que poseemos. Nos aferramos a muchas cosas que no son esenciales ni importantes. Tendemos a preocuparnos demasiado por los autos, las casas, los muebles, los electrodomésticos, la ropa y otras incontables cosas de la vida moderna. Pero cuando la vida se reduce a lo esencial, como sucedió en el tornado de Illinois, recordamos de nuevo que la vida es razón suficiente para alabar a Dios.

¿Has pasado tiempo hoy alabando a Dios por tu vida y por la gente que Él te ha dado para compartirla? Eso es lo que de verdad importa.

CUANDO PIENSES EN TODO LO QUE ES BUENO, DALE GRACIAS A DIOS.

<···Indice