30 de noviembre,

No hay misión mayor

La Biblia en un año: Ezequiel 37-39, 2 Pedro 2

Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. –Romanos 10:13.


Medtronic era una de las compañías de tecnología médica de más rápido crecimiento en los Estados Unidos durante los años 90. Según todos los indicadores –precio de las acciones, aumento de los ingresos y ganancias por acción– ha sido floreciente.

En un artículo de la revista World Traveler [Viajero mundial], se cita a Art Collins, ejecutivo principal de la compañía, diciendo: “Con una declaración de misión que se esfuerza por “aliviar el dolor, restaurar la salud y extender la vida”, Medtronic trasciende el objetivo principal de ganar dinero... . Aunque nos llevamos de una serie de criterios de medición para el éxito, el más importante de todos es que cada 12 segundos, la vida de alguien mejora por uno de nuestros productos o terapias.”

Los seguidores de Cristo tienen una misión similar. Tenemos un mensaje transformador que proclamar a aquellos que necesitan escucharlo (Romanos 10:9-15).

Cada día, gente de todo el mundo es salva del pecado y sus consecuencias por medio de la fe en el Señor Jesús. Nuestra misión como seguidores Suyos es ser mensajeros que “predican el evangelio de la paz” (v.15), hablando a otros del Salvador Jesucristo. No hay una misión más digna, pues “todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo” (v.13).

¿Estás haciendo tu parte para cumplir esta misión?

NO HAY MEJORES NOTICIAS QUE EL EVANGELIO: ¡CORRE LA VOZ!

<···Indice