12 de octubre,

No te rindas

La Biblia en un año: Isaías 39-40, Colosenses 4

... Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. –Juan 21:17.


El último día de entrenamiento de la primavera de 1979, al jugador de béisbol Steve Kemp, de los Tigres de Detroit, lo golpearon en la cabeza con una pelota que le lanzaron y lo tuvieron que llevar al hospital. Pero el día de apertura de la temporada regular, Steve llegó a la base del bateador con confianza. Respondiendo a bolas rápidas de un lanzador experimentado, conectó un sencillo. La próxima vez que le tocó batear dio un cuadrangular.

Durante una entrevista posterior al juego dijo: “Después que recibí aquel golpe me dije: “No voy a dejar que eso me perturbe.” Si dejas que te perturbe no vas a servir para nada, ni para ti mismo ni para el equipo.”

El apóstol Pedro respondió a una amarga experiencia de la misma manera. Había recibido un duro golpe del enemigo. Antes había prometido seguir a Cristo, incluso si eso significaba la muerte (Mateo 26:33-35). Pero justo un poco después, ante una presión inesperada, negó a su Señor (vv.69-75).

Ese golpe devastador pudo haberle hecho desistir. Pero Pedro no se rindió, porque Jesús no desistió de él. Después que el Señor lo animó (Juan 21:15-19), Pedro proclamó osadamente el evangelio, y mucha gente confió en Cristo.

¿Te ha golpeado el fracaso? El Señor quiere restaurarte y hacerte útil otra vez.

DIOS PUEDE TRANSFORMAR TRAGEDIAS EN TRIUNFOS.

<···Indice