14 de octubre,

Dios es fiel

La Biblia en un año: Isaías 43-44, 1 Tesalonicenses 2

... nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. –Lamentaciones 3:22-23.


Al final de cada año, yo aparto un tiempo para repasar los 12 meses anteriores y registrar la fidelidad de Dios para conmigo y mi familia. Puede que pase las páginas de un calendario, mi agenda o un diario de oración para refrescar la memoria. Luego, en un trozo de papel que llamo “la fidelidad de Dios”, escribo todo lo que me viene a la mente como evidencia del amor y el cuidado de Dios. Es una forma maravillosa de mirar atrás en el año y esperar con entusiasmo un nuevo comienzo.

Mi lista incluye, claro, ejemplos de la gracia y la provisión de Dios. Pero también una crónica de la presencia de Dios durante épocas difíciles y decepcionantes. Y debe incluir mis faltas y pecados, los cuales Él ha sido “fiel y justo” para perdonar (1 Juan 1:9).

El profeta Jeremías descubrió que la fidelidad de Dios aparece como una luz durante la oscuridad de circunstancias desesperadas. En su lamento por la destrucción de Jerusalén, Jeremías escribió: “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (3:22-23). —David McCasland

Hoy, ¿por qué no apartas un tiempo para registrar la fidelidad de Dios para contigo y darle gracias por ella?

CUANDO SUMAS TUS BENDICIONES MULTIPLICAS TU GOZO.

<···Indice