25 de septiembre,

Cómo lidiar con el temor

La Biblia en un año: Cantares 6-8, Gálatas 4

Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores. –Salmo 34:4.


El temor no siempre es racional. Después de los ataques terroristas de septiembre del 2001 en los que se usaron aviones comerciales, era de poco consuelo saber que estadísticamente, seguimos corriendo un mayor riesgo al subir una escalera en la casa que si volamos en un avión.

Frank Farley, psicólogo de la Temple University de Filadelfia, dice: «Muchas veces evaluamos el riesgo sin mucha precisión. Uno de los problemas es que sobrevaloramos los acontecimientos inusuales.» Y es por eso que el terror y las amenazas pueden crear un clima de ansiedad tanto a las personas como a las naciones.

¿Cómo podemos encontrar alivio cuando estamos controlados por el temor? El rey David nos lo dijo. Durante una época peligrosa de su vida escribió: «Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores. El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende» (Salmo 34:4,7). En días oscuros y difíciles, David sintió la seguridad de la presencia de Dios y la luz de su amor. Por eso pudo decir: «Gustad, y ved que es bueno Jehová; dichoso el hombre que confía en él» (v.8).

Cuando tenemos miedo podemos recurrir a nuestro poderoso Padre celestial para encontrar consuelo. Sus ojos están sobre nosotros y sus oídos atentos a nuestro clamor (v.15).

SI QUIERES CONQUISTAR TUS TEMORES, ENTRÉGASELOS AL SEÑOR.

<···Indice