29 de septiembre,

¿Cuál es la buena nueva?

La Biblia en un año: Isaías 7-8, Efesios 2

Como el agua fría al alma sedienta, así son las buenas nuevas de lejanas tierras. –Proverbios 25:25.


¿Cuál es la buena nueva hoy? Yo hago esa pregunta a veces a personas que conozco. Si la persona es cristiana, podría contestar sonriendo: «La misma de ayer. Dios nos ama.» Y tanto ella como yo nos regocijamos que será igual mañana.

Los que no conocen a Cristo, sin embargo, no tienen esas buenas nuevas para compartir. Podemos entender por qué el novelista pesimista T.C. Boyle dice: «Si Dios no existe... y no tienes un propósito en la tierra, entonces es un lugar sumamente malvado gobernado por casualidad.... Me gustaría tener noticias mucho mejores para todo el mundo, pero no las tengo.»

A pesar de las desilusiones personales y los males que vemos en el mundo, la vida no es una serie de accidentes. Nuestro Dios tiene todo el control, y hace que hasta la ira del hombre contribuya al cumplimiento de sus sabios y amorosos propósitos.

La fe en Aquel que murió en la cruz del Calvario y resucitó de la tumba es el antídoto a la desesperación. La fe en nuestro Señor Jesucristo proporciona una razón realista para tener esperanza.

Cuando Jesús resucitó de entre los muertos dijo a dos mujeres que contaran a sus discípulos que Él estaba vivo. Luego mandó a sus seguidores a llevar las nuevas a todas las naciones (Mateo 28:9-10,19).

Esas son las buenas nuevas en las que nos podemos regocijar y proclamar a los demás. Es la respuesta al enigma de nuestra existencia.

LAS BUENAS NUEVAS NO SON QUE JESÚS VIVIÓ Y MURIÓ, SINO QUE MURIÓ Y VIVE.

<···Indice