Tema 2

Al índice de Estudios para el Tercer Milenio

EN BUSCA DE PAZ INTERIOR UN MUNDO TURBULENTO

EN BUSCA DE PAZ INTERIOR EN UN MUNDO TURBULENTOCada ser humano anhela paz y felicidad. Necesitamos cada día una cuota de amor para poder vivir feliz y tener fuerzas en la lucha diaria por sobrevivir en este mundo turbulento. Al umbral del tercer milenio pareciera que esa dicha se nos quiere escurrir de las manos. La familia está amenazada, la violencia nos atemoriza y se siente un profundo vacío espiritual en nuestra sociedad. Nos preguntamos por qué tantos jóvenes caen en el vicio de las drogas y por qué tantos se suicidan. En realidad se sienten vacíos y solos, y aunque muchos no lo admitan, el hombre tiene una gran necesidad de Dios.

El Supremo Creador desea nuestro bien, nuestra felicidad y nuestro progreso. En la Biblia dice: "Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma" 3ª Juan 1:2. Cuando el hombre salió de las manos del Creador fue creado perfecto. El rey David escribió: "Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies" Salmos 8:5-6. El sabio Salomón agrega: "He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones." Eclesiastés 7:29. Salmos 8:5-6. El sabio Salomón agrega: "He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones." Eclesiastés 7:29.

Dios no tiene la culpa del sufrimiento humano. Lo creó perfecto y con libre albedrío.

Colocó ante él la vida:

1- La paz perdurable si lo reconocía como su Señor y dueño y se sometiese a las leyes que hizo para su bien. Si andaba en él iba a ser feliz.

Al aceptar el ofrecimiento de Satanás de transitar por otro camino con la promesa de ser "como Dios" (Génesis 3:5), eligieron para sí y su descendencia (nosotros) el camino del sufrimiento y el dolor, que todavía estamos transitando.

Nuestros primeros padres dejaron el camino de vida y de justicia, o sea de rectitud, por su propia decisión. "El pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron." Romanos 5:12.

El pecado, fue el destructor de la felicidad humana, por eso el hombre se siente vacío y lejos de Dios. Ahora el problema del hombre es la separación de El. "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios." Romanos 6:23. "No hay justo, ni aun uno" Romanos 3:10.

SOLUCIÓN DIVINA A LOS 
PROBLEMAS HUMANOS

 Click para ver la imagen en tamaño 800x600 para usarla como fondo del Escritorio de WindowsDios hizo un plan de rescate para el ser humano a fin de que tenga paz y vida "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna." Juan 3:16.

Cuando en un campo de concentración Nazi iban a fusilar a un hombre porque sospechaban que había ayudado a escapar a varios prisioneros, un buen hombre, creyente sincero pidió fervorosamente ocupar su lugar en el cadalso. Deseaba, por amor, que el condenado conociera a Dios y volviese a su familia. Fue aceptado que muriese el sustituto en su lugar. Cuando el ex condenado regresó a su hogar en Alemania jamás olvidó a aquel cristiano, ni se cansó de contar esa historia saturada de amor y de entrega.

Y eso mismo es lo que hizo alguien por ti. "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro." Romanos 6:23. Jesucristo mismo fue quien creó al principio todas las cosas que hay en este mundo. (Col.1:15-17) Y era el único que podía arreglar el problema del hombre. Por amor se ofreció a cumplir la sentencia de muerte que este tenía sobre sí por su desobediencia. Sí, Jesús se dio a sí mismo como sustituto y murió por el hombre y en su lugar.

La profecía de Isaías describe ese sacrificio más de 600 años antes del nacimiento terrenal de Jesús con estas palabras:

"Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores... Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados" Isaías 53:5.

En otras palabras, el pecado abrió un tremendo abismo entre el hombre y entre Dios. Dios es santo y puro nosotros somos miserables pecadores. El hombre ha tratado de salvar este abismo de separación sin lograrlo. Se esfuerza por llegar a Dios por medio de la religión, la filosofía, las buenas obras, la moralidad u otros medios pero por naturaleza está separado de Dios. "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios." Romanos 3:23 pero, ¿hay algún camino de salvación?

EL REMEDIO DE DIOS: LA CRUZ

Jesucristo tendió un puente por medio de su propio sacrificio, en la cruz, entre la muerte y la vida, prometiendo vida eterna y salvación a todo aquel que acepta y cree en su amor infinito.

Cuando investigan nuestro caso en el tribunal divino, Jesús se presenta como abogado y muestra al Padre y Juez las cicatrices que le dejaron los clavos en la cruz y dice "Padre yo he muerto por ese pecador, él ha creído en mí, perdónale." La Biblia dice: "Quien llevó él mismo nuestros pecados sobre el madero..." 1ª Pedro 1:24. Por amor a Jesús somos declarados perdonados, salvos, limpios como si nunca hubiésemos pecado. Recibimos entonces la certeza de tener vida eterna, como la que Dios dio al hombre cuando lo había creado.

EL GRAN REGALO: LA GRACIA

La vida eterna es un regalo. No son las buenas obras ni nuestros méritos lo que ponen la salvación a nuestro alcance. El perdón es una obra de amor de Dios y eso se denomina "Gracia" Veamos como lo describe la Biblia:

"Por gracia sois salvos, por la fe, y esto no proviene de vosotros, pues es don de Dios." Efesios 2:8.

"Nos salvó, no en virtud de obras de justicia que nosotros hubiésemos hecho, sino conforme a su misericordia..." Tito 3:5.

"Siendo justificados gratuitamente, por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús" Romanos 3:24.

"La paga del Pecado es muerte mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro" Romanos 6:23.

No podemos ganarla o merecerla. Si pagáramos algo no sería un regalo.

CÓMO HACER NUESTRO ESE 
REGALO DE DIOS

Has comprendido que la solución es Jesucristo. El es el único que puede perdonar tu pasado, porque pagó tu culpa en el Calvario. Pero para hacer tuyo ese regalo de Dios, debes aceptar a Jesús en tu vida: La Biblia dice:

"Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios" Juan 1:12.

· Para recibir a Cristo hay que hacer cuatro cosas:

1. Admitir tu necesidad espiritual y decir "Soy pecador"

2. PEDIR PERDÓN de todos tus pecados.

3. CREER que Jesús murió en la cruz por ti.

4. RECIBIR a Jesús en tu corazón y en tu vida por medio de una oración. Jesús dice en la Biblia:

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo." Apocalipsis 3:20

Debemos permitir que Jesús entre en nuestras  vidas en la totalidad de sus funciones: Dios, Salvador, Maestro, Sacerdote y Rey. Cuando eso ocurre, El dirige nuestros destinos, nos salva de nuestros pecados, nos enseña, intercede por nosotros y obedecemos sus mandamientos.

· Como Salvador, significa que creo que murió por mis pecados

· Como Señor, significa que lo acepto como dueño de mi vida y estoy dispuesto a obedecerle.

EL CANAL HACIA DIOS, LA FE

Necesitamos fe, confiar solamente en Cristo.

"Por gracia sois salvos por la fe" Efesios 2: 8.

Pero debemos distinguir la fe genuina de la temporal que puede confundirse con la simple presunción.

¿QUÉ ES FE GENUINA?

Un hombre va al médico y después de una serie de estudios le dice que debe efectuarle una delicada operación en el cerebro. Si el hombre acepta el diagnóstico pero no está dispuesto a someterse a que lo opere ese médico ¿tiene fe genuina en él?

Un maestro en clase para ilustrar la fe sacó su reloj y dijo: Yo regalo este reloj. Desde el fondo del aula se levantó un niño muy humilde, fue hasta el maestro, extendió la mano y dijo "gracias maestro". El le dijo." Es tuyo para siempre". Los otros alumnos se agarraban la cabeza. ¡Cómo no me levanté yo, decía uno y otro! Todos tenían fe que era un reloj, pero solo uno tuvo fe genuina para extender la mano y tomarlo.

Aceptar a Jesús es entregarnos a El. Es hacer un acuerdo con Dios, un pacto con él por medio de la fe, para tener a "Cristo en vosotros, la esperanza de gloria" Colosenses 1:27.

LA VIDA NUEVA

Si le aceptamos en nuestra vida recibimos:

  1. El perdón total de nuestros pecados pasados.

  2. Una nueva creación espiritual.
    "Si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas" 2ª Corintios 5:17.

  3. Somos llamados Hijos e hijas de Dios.

  4. Tenemos una vida victoriosa.
    "Que no estuviéramos ya en esclavitud, sirviendo al pecado como a un patrón."
    Romanos 6:6 (Versión popular).

  5. Tener la vida eterna cuando Jesús entra en nuestra vida.
    "El que cree en mí, tiene vida eterna" Juan 6:47.

Querido amigo: ¿Te das cuenta lo que Cristo quiere hacer por ti? El dejó el cielo y murió en la cruz para darte el regalo de la vida eterna. ¿Quieres recibir ese regalo? Entonces pon ahora tu confianza en Cristo, para tener la certeza de la vida eterna. 
"El que tiene al hijo, tiene la vida" 1ª Juan 5:13.

Cristo debe ser tanto nuestro Señor o dueño como nuestro Salvador. Nos sometemos a él voluntariamente por gratitud, pues no podemos seguir lastimando descuidadamente a quien amamos.

Ha llegado el feliz momento que usted queda reconciliado con Dios. Si usted hace con fe ahora una sincera oración aceptando a Jesús más o menos de esta forma:

MODELO DE ORACIÓN:

"Amado Señor Jesucristo:
Sé que he fallado en mi vida, siento la pena del que ha intentado todo, y no encontré respuesta. Quisiera ahora, que tú me des la opción de escuchar la tuya. No sé cómo decirlo, pero entra tú en mi vida y sé la salida que he buscado. Te acepto como mi Salvador y ayúdame a estar más cerca tuyo. Amén

SEGURIDAD EN LAS PROMESAS DE DIOS

Jesús dijo: "El que a mí viene no le hecho fuera" Juan 6:37.

"El que tiene sed venga y tome del agua de vida gratuitamente" Apocalipsis 22:17.

Puedes exclamar ahora como María: "Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador." Lucas 1:47.

Ten plena confianza que Dios cumple sus promesas. Acepta el perdón y ten la certeza de la vida eterna. Para mantener viva esa decisión y crecer espiritualmente:

· Continúa estudiando los próximos temas.

· Lee cada día algo en tu Biblia de los evangelios. (Los libros de Mateo, Marcos Lucas o San Juan) (También tienes Meditaciones Diarias)

· Habla con Dios en oración como a un amigo.

· Cuéntale a alguien de tu decisión y háblale de Jesús.

· Toma contacto con nosotros o el lugar que quede más próximo a tu ciudad, y cuéntanos tu experiencia para gozar del compañerismo cristiano y recibir ayuda espiritual. ¡Entrarás al nuevo milenio con una nueva vida, porque eres ciudadano del reino de la gracia!

Fuente: http://www.biblia2000.com.ar/3mil/milenio/Milen-02.htm


< Volver a Temas del Tercer Milenio

Próximo Tema: 
¡NO SOMOS SOLAMENTE UN NÚMERO!

Top ^