Tema 5

Al índice de Estudios para el Tercer Milenio

LA CARTA MAGNA MUNDIAL:
¿INTEGRACIÓN O SOBERANÍA?

Cuando la NASA lanzó las sondas espaciales Voyager I y II que iban a llegar hasta los confines del sistema planetario al que pertenece nuestra tierra, se le preguntó a un científico cuál era el combustible utilizado en el espacio sideral para alcanzar a los diversos planetas. Como respuesta se dijo que de eso se encargaba Isaac Newton. ¿Por qué? Porque los estudios de este descubridor acerca de la fuerza gravitacional han permitido calcular una ruta mediante la cual las sondas espaciales viajaban atraídas por la fuerza de gravedad del planeta que iban a explorar. Cuando llegaban al punto crítico, encendían los motores y escapaba de la órbita de ese planeta para ser atraído por la fuerza de gravitación del próximo planeta y así sucesivamente hasta salir del sistema solar.

El hombre ha aprendido a manejar las leyes gravitacionales, hidráulicas, eléctricas, físicas, químicas, genéticas, biológicas, etc. Ha alcanzado hazañas inimaginables en los últimos 50 años, pero se ha olvidado del autor y creador de esas leyes. Hasta el átomo, la partícula más pequeña conocida tiene sus leyes y es en sí un verdadero microcosmos y está insertado armónicamente en el Macrocosmos (macro: grande, cosmos: universo de Dios) Únicamente el hombre se atreve a poner en duda la autoridad suprema del Creador. No sólo duda, sino que ha atacado descaradamente la autoridad divina, negando su existencia o limitando su poder e influencia.

EL REINO DE DIOS

Dios estableció un sistema que gobierna la relación entre Dios y los hombres, así como lo es entre los seres humanos; y lo resumió en 10 mandamientos, cortos sencillos y profundos, tal como están consignados en Éxodo 20:1-17.

· Es la constitución soberana del reino de Dios en el gobierno del universo. 

· Es el pensamiento de Dios y la expresión de su carácter. 

· Es el fundamento de su trono y la norma de su justicia.

· Es inmutable y eterna, pues Él no cambia.

· Está basada en el amor, muestra cómo amar a Dios y cómo amar al prójimo.

Esa ley fue dada para nuestro bien y la lealtad a ella implica beneficios temporales y eternos.

ATAQUE A LA SOBERANÍA DIVINA

1. La sabiduría y rectitud de Dios puesta en duda

· Cuando Dios dijo: "No te harás imágenes", no me representes en figuras a las cuales veneras; el hombre mitigó su exigencia, borró ese mandamiento de su ley y las iglesias se han llenado de santos, vírgenes, reliquias y objetos que son venerados, apartando el pensamiento del verdadero Dios.

· Cuando Dios dijo "No tomarás el nombre de Dios en vano" El hombre lo utiliza para cualquier transacción vulgar y común a tal punto que dicen encarnar a Dios en una ceremonia religiosa.

· Cuando Dios dijo "Acuérdate del día Sábado para santificarlo..." El hombre dijo: "Debes guardar las fiestas", unos dicen: el domingo, y otros: cualquier otro día, pues todos son para Dios, dejando de lado la explícita expresión de Dios, desconociendo su autoridad y soberanía.

· Cuando Dios dice "no matarás", el hombre dice que en una guerra se puede, y hasta se bendicen las armas. Los millones de asesinatos silenciosos de personas no nacidas mediante abortos hechos legal o clandestinamente ante la complicidad de pseudoreligiosos.

· Cuando Dios dice "no cometerás adulterio" el hombre se ha encargado de pisotear este mandamiento de la forma más descarada. La inmoralidad reinante no sólo no es condenada sino promocionada en la TV, los cines y demás medios como algo normal, influyendo a las nuevas generaciones a desintegrar la familia, célula base de la sociedad e instituida por Dios mismo en el Edén.

· No sólo esto, cada una de las leyes de Dios ha sido pisoteada y sorprende oír sermones que pregonan la abolición de esta ley por parte de Cristo.

2- Dios es inmutable como también su ley

Los diez mandamientos fueron escritos por el propio dedo de Dios en dos tablas de piedra (Deut. 9:10). Esto destaca la gran importancia de su ley y su carácter eterno ya que la piedra no se pudre, oxida o corrompe.

Dios dijo: "No olvidaré mi pacto, ni mudaré lo que ha salido de mis labios" Salmos 89:34. "Porque yo Jehová no cambio..." Malaquías 3:6.

3- Su ley es eterna como es Dios

"Las obras de sus manos son verdad y juicio; Fieles son todos sus mandamientos, afirmados eternamente y para siempre, Hechos en verdad y en rectitud." Salmos 111:7-8.

4- Su ley expresa su carácter

Dios es amor, es santo justo y bueno. Los mismos atributos pertenecen a su ley:

Romanos 13:9 dice: "Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo."

Romanos 7:12 "De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno".

Hacer click en la imagen para ampliarla5- Jesucristo mismo aseguró que no vino a cambiar su ley

"No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido" Mateo 5:17-18.

"Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley" Lucas 16:17.

6- El Apóstol Pablo el gran predicador de la Justicia por medio de la fe aclara:

"¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley" Romanos 3:31.

7- El Apóstol Juan llama mentirosos a los que dicen ser cristianos y desprecian sus mandamientos

"El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él" 1ª Juan 2:4.

8- Dios usará su ley como norma en el Juicio final:

"Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley. Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad" Santiago 2:11-12

Hemos visto claramente a través de la Biblia que los 10 mandamientos, la Santa Ley de Dios tiene estrecha relación con su soberanía. Menospreciar esa ley, es atacar su soberanía y su carácter.

LAS CONSECUENCIAS DE ESE ATAQUE

¿Por qué se encuentra sumida la humanidad en una tremenda crisis? ¿Por qué tantas guerras, tanta injusticia y tanto mal? ¿Por qué hay tanta violencia y corrupción? La Biblia responde:

"El hijo honra al padre y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra?, y si soy señor, ¿dónde está mi temor? Dice Jehová de los ejércitos a vosotros... que menospreciáis mi nombre..." Malaquías 1:6.

Se ha perdido la base de la convivencia y sus frutos se han dado a conocer: Miserias, enfermedades, pobreza, guerras, atentados, etc.

¡Qué felices podríamos vivir si respetáramos esa carta magna de Dios como la carta magna mundial!

"¡Oh, si hubieses atendido a mis mandamientos! Sería tu paz como un río..." Isaías 48:18.

LA LEY DEL NUEVO REINO

Un joven rico, preguntó un día a Jesús: "¿Qué bien haré para entrar en la vida eterna? Él le dijo: ... si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos" Mateo 19:16-19.

Dijo que no bastaba decir: "Señor, Señor..." y que muchos se chasquearán en el juicio. "No todo el que me dice: Señor, Señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí hacedores de maldad" Mateo 7:21-22.

Sí, esta misma ley seguirá siendo la ley del reino de Dios porque está basada en el amor y debe ser para cada uno de nosotros el código de vida.

EL JUICIO DE DIOS

Dios tiene un mensaje para nuestro tiempo. Es presentado en el Apocalipsis por medio de tres ángeles que vuelan por el medio del cielo llevando el evangelio eterno a toda nación, tribu, lengua y pueblo: "diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas" Apocalipsis 14:7.

¿Qué significa temer a Dios? ¿Es tenerle miedo? Temer en el lenguaje Bíblico equivale a respetarle. El sabio Salomón escribió: "El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala" Eclesiastés 12:13-14.

Dios nos llama hoy a un nuevo concepto religioso. Tan importante es ese mensaje que está presentado como traído por un ángel. Ese mensaje es el llamado a adorar a Dios como el Creador, Legislador y Juez. Él está juzgando nuestros casos con esa ley que le hemos presentado en este artículo, y no quiere que nadie se quede sin saberlo. Todos somos libres de hacer lo que deseemos, pero creo que si tú amas a tu padre, harás lo que él te pide. También hoy, si amas a Dios guardarás sus mandamientos, no para ganar algo a cambio, sino porque eres un hijo suyo.

OTRA VEZ CRISTO, LA EVIDENCIA MÁS GRANDE

¿Te has preguntado alguna vez, si no podría haber otro método para salvar al hombre, que no sea la muerte cruel de Cristo? ¿Por qué tuvo que ser escupido, abofeteado, clavado en la cruz? ¿Sabes por qué? Precisamente porque una alternativa era que se cambiase la ley, es decir, que Dios borrase con el codo, lo que escribió con la mano. Esa actitud de Dios sentaría un precedente que haría a cualquiera pensar que Dios no es fiel a su palabra y que Él cambia acorde a las circunstancias. ¿Podrías confiar en alguien cuya manera de ser sea cambiante? Por eso Cristo murió, para mostrar a todo el universo que: "Yo, Jehová, no cambio" (Malaquías 3:6) y por lo tanto, tampoco su ley.

¿Despreciaremos ese don? ¿Ofenderemos a sabiendas a Aquel que tanto nos amó? No, de ninguna manera, ¿verdad?

¡Y QUÉ HERMOSAS SON LAS PROMESAS DE DIOS!

Promete prosperidad a los que guardan su ley

"¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!" Deuteronomio 5:29.

Bendiciones en abundancia:

"Acontecerá si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos... vendrán sobre tí todas estas bendiciones, y... te confirmará Jehová por pueblo santo suyo... Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo..." Deuteronomio 28:1-9, 13.

Recibiremos ayuda de Dios, alegría y luz:

"La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma... hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón. El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos" Salmos 19:7-8.

Nuestro corazón se inundará de paz.

"Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo" Salmos 119:165.

¡Ahora solamente depende de ti! ¡Decídete a ser ciudadano del reino de Dios y verás que Jesús te ayudará! ¡Vive en esta tierra obedeciendo la Ley de Dios y verás la diferencia! ¡Sentirás el gozo de formar parte del reino de Jesús!

Fuente: http://www.biblia2000.com.ar/3mil/milenio/Milen-05.htm


Tema Especial: Espejo y Sombra


< Volver a Temas del Tercer Milenio

Próximo Tema: 
¡HONREMOS A QUIEN REALMENTE LO MERECE!

Top ^