Tema 8

Volver al Indice de Guías de Investigación Bíblica

CÓMO ENRIQUECER NUESTRA PERSONALIDAD

Personalidad...Todos deseamos tener una personalidad atrayente. A menudo nos preguntamos: ¿por qué soy así?

Tenemos complejos, deseamos triunfar, tener condiciones... Tanto la persona introvertida como la extrovertida tiene cosas que superar.

Cuando contemplamos a Jesús en su pureza nos damos cuenta que estamos llenos de defectos, pero: ¿Es posible ser diferentes? ¿Es posible cambiar el carácter?

Nuestra ansiedad, nuestros pensamientos, sentimientos y acciones malas, deforman nuestro rostro.

Cierto pintor hizo un cuadro representando la inocencia. Para ello utilizó de modelo a un niño, al que pintó orando al lado de su madre. Sus mejillas rosadas atestiguaban su salud perfecta. Sus ojos azules levantados expresaban devoción. El artista quedó tan encantado con su obra que la dejó allí mismo en su propio estudio.

Muchos años después, quiso pintar otro cuadro representando el crimen. Fue hasta la cárcel para buscar un modelo. Allí halló a un criminal sujeto con cadenas en el suelo húmedo de su celda. En aquel cuerpo gastado, en sus mejillas lívidas y sus ojos hundidos, estaba reflejada la angustia y el vicio. Después de pedir la debida autorización y acompañado con un guardia, llevó dicho preso hasta su estudio. Al principio el preso sonreía contento, pues había encontrado una variante en su aburrida vida. Luego sus ojos se posaron en aquel cuadro del niño orando junto a su madre. Y repentinamente prorrumpió en llanto. El pintor, desconcertado, preguntó la razón de su actitud, y el preso, desconsolado, señalando la mujer del cuadro le dijo: "Esa es mi madre y yo soy ese niño inocente que Ud. pintó hace tantos años, pero el pecado y el vicio me transformaron, haciendo de mí lo que ahora soy".

Tales son las consecuencias del pecado, tanto en el cuerpo físico como en el ser moral y espiritual de cada hombre.

EL ROSTRO PRIMERO Y POSTRERO DEL HOMBRE

Todo en él era perfecto, sus movimientos su mirada, su porte, su personalidad y su carácter. Su voz era dulce y armoniosa. Sus sentimientos, pensamientos y emociones, eran semejantes a Dios. El pecado trastornó la felicidad original del hombre (Génesis 3: 17,18).

A partir de ese momento se produjeron espinas y cardos, pero no solamente en la tierra sino también en el corazón del hombre. Se produjeron las plantas venenosas del mal: orgullo, envidia, celos, rebelión, codicia, desobediencia, etc..

La personalidad del hombre quedó deformada, su carácter se corrompió. "Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud... esperamos justicia, y no la hay; salvación, y se alejó de nosotros. Porque nuestras rebeliones se han multiplicado delante de ti, y nuestros pecados han atestiguado contra nosotros; porque con nosotros están nuestras iniquidades, y conocemos nuestros pecados" Isaías 59:9-12.

El hombre quedó separado de Dios, condenado a muerte. "Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír" Isaías 59:2

El hombre perdió su justicia original - perfección o rectitud-, ésta fue sustituida por una justicia humana. "Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades, nos llevaron como viento" Isaías 64:6. Isaías 64:6. Isaías 64:6.

¿Qué significa justicia?

Llenar la medida exigida por Dios. Por justicia original, se comprende, la perfecta armonía que el hombre tenía con la Ley de Dios, cuando fue creado. Pero, por el pecado, el hombre quedó incapacitado de alcanzar la grandeza y la perfección de la Ley. Basta un mal pensamiento o un solo acto egoísta para alejarnos de la perfecta justicia divina.

No hay justicia aceptable o suficiente en la religiosidad, moralidad, obediencia y buenas obras del hombre: "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios" Romanos 3:23.

Considere la situación de un hombre que robó en un banco. La policía lo busca para detenerlo, pero él reparte el dinero a los pobres, los huérfanos, y hace obras de bien. ¿Quitan las buenas obras su culpa? o, ¿pueden anular la orden de captura? No. La ley exige que sea juzgado y condenado. Del mismo modo sucede con nosotros. Las buenas acciones no pueden cubrir nuestra culpabilidad pasada. Necesitamos la gracia de Dios.

LOS CUATRO MAYORES MILAGROS EN NUESTRA VIDA

EL PRIMER MILAGRO: EL LLAMADO DE DIOS A SER JUSTOS

  1. Nos atrae hacia Él. "...A todos atraeré a mí mismo" Juan 12:32. ¿No ha sentido Ud. en un cierto momento una atracción hacia las cosas de Dios? ¿Cómo se produjo? Es el milagro que Jesús está haciendo en Ud.
  2. Jesús nos llama, con su inmenso amor diciendo: "Venid a mí, todos... que yo os haré descansar" Mateo 11:28.
  3. Nos busca como a la oveja perdida (Mateo 18:12-13).
  4. Pone en nosotros la sed de buscar a Dios (Salmos 42:1).
  5. Dios mismo nos da la fe. No podemos producirla en nosotros mismos, es un don de Dios. "Esta es la obra de Dios, que creáis en el que Él ha enviado" Juan 6:29. Sin embargo, por el estudio de la Biblia y de oír la Palabra de Dios, podemos alimentarla.
  6. Dios nos muestra nuestros pecados. "Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia, y de juicio" Juan 16:8.

EL SEGUNDO MILAGRO: LA JUSTIFICACIÓN

  1. Declarado justo, a pesar de ser culpable.
  2. Cristo imputa, o sea, anota, sus méritos a nuestro favor.
  3. El hecho de que siendo Dios se hizo hombre, vivió una vida pura, murió en nuestro lugar como sustituto, y resucitó de los muertos hace posible nuestra justificación.
  4. Por su vida perfecta -sin pecado- pudo satisfacer la medida o exigencia plena de la Ley. "Porque lo que era imposible para la ley... Dios enviando a su Hijo... condenó al pecado en la carne, para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros..." Romanos 8:3-4.
  5. Click para ver la imagen en tamaño 800x600 para usarla como fondo del Escritorio de WindowsCristo pagó con su muerte, la culpa que nos tocaba pagar a nosotros por nuestras transgresiones. "Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino, mas Jehová cargó en Él, el pecado de todos nosotros" Isaías 53:5-6.

En una tribu indígena se comprobó que la noticia de cualquier plan, llegaba rápidamente a otra tribu rival. El cacique ordenó que diesen veinticinco azotes al que hacía filtrar dichas informaciones. A los pocos días descubrieron que era la propia madre del cacique quien llevaba informaciones a otra tribu. Ahora éste se encontraba ante un terrible dilema; si perdonaba a su madre, violaba su propia ley y perdía el respeto de sus súbditos; y si la mandaba flagelar, perdería ella allí su vida. ¿Qué hizo entonces? El mismo cacique se colocó para recibir los azotes, en lugar de su madre. Así cumplió la ley. Eso es lo que hizo Jesús. Ocupó mi lugar en la cruz.

La aceptación de ese acto de Dios en nuestro favor, mediante la fe, mueve a Dios a declararnos justos. A eso se denomina justificación (justicia imputada).

¿Qué es, entonces, justificación?

Cada uno tenemos una página en el registro divino, donde figura nuestro nombre, y todas las acciones, buenas y malas. Al aceptar a Cristo en mi corazón, su amor me lleva al arrepentimiento. Luego Él intercede por mí ante el Padre, y por su sangre derramada, son borrados todos mis pecados. Jesucristo acredita sus méritos en mi favor, entonces aparezco como si nunca hubiese pecado.

BENEFICIOS DE LA JUSTICIA IMPUTADA

Imputada significa: Concedida, regalada, otorgada sin costo, algo anotado a nuestro favor, un crédito.

  1. Se nos otorga el perdón de los pecados. El Señor dice: "Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados" Isaías 43:25. "Si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana" Isaías 1:18.
  2. Somos declarados hijos de Dios. "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser llamados hijos de Dios" Juan 1:12.
  3. Nuestro nombre es anotado en el libro de la vida."...regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos" Lucas 10:20.
  4. Recibimos el don del Espíritu Santo."...con el cual fuisteis sellados para el día de la redención" Efesios 4:30.

Jesús utilizó una parábola para ilustrar la obra de la justificación en Lucas 18:10-14.

TERCER MILAGRO: LA RESTAURACIÓN DEL ROSTRO PERDIDO

El hombre no puede cambiar su carácter por su propio esfuerzo. Jeremías 13:23, dice: "¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer el bien, estando habituados a hacer el mal?" Pablo exclama: "¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?" Romanos 7:24.

Paralelamente a la obra que Dios hace por nosotros al declararnos justos; hace otro milagro, en nosotros, al otorgarnos el Espíritu Santo.

A eso se lo denomina santificación (justicia impartida). "Y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad" Efesios 4:24.

La santificación consiste en un cambio de mente y de corazón. "Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra" Ezequiel 36:26-27.

Un profesor notó que en la habitación de uno de sus alumnos estaban las paredes empapeladas con cuadros y figuras indecentes. Pensó decirle a dicho alumno que retirara aquello, pero de pronto se le ocurrió otra idea mejor. Compró un bello cuadro con el rostro de Jesús y se lo regaló, haciéndole prometer que lo colocaría en su habitación. El joven así lo hizo, pero al colgarlo notó que no armonizaba con aquellas otras láminas indecentes alrededor. Pensó un momento, e inmediatamente arrancó las mismas y dejó solamente el cuadro con el rostro de Jesús.

El espíritu, o sea, nuestros pensamientos.

El alma. Nuestros sentimientos y emociones.

El cuerpo. Nuestros hábitos de vida.

Las buenas obras son el resultado de la justificación y no la base para conseguirla. Sentiremos deseos de obedecer por gratitud y amor al que tanto nos ha dado. "Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras..." Efesios 2:10.

Jesucristo ilustró esto con el ejemplo de la vid: "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer" Juan 15:5.

CUARTO MILAGRO: LA REDENCIÓN O LA GLORIFICACIÓN

  1. Esto sucederá en el momento del regreso de Jesús. "Cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él..." 1 Juan 3:2.
  2. En el momento de su regreso seremos transformados a la inmortalidad y seremos glorificados
    (1 Corintios 15:51-52).
  3. Tendremos un carácter perfecto. "Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas" Apocalipsis 21:5.
  4. Existirá justicia eterna en el Edén restaurado. "...Pero mi salvación será para siempre, mi justicia no perecerá" Isaías 51:6.

¿QUE PUEDO HACER PARA QUE JESÚS REALICE ESTOS MILAGROS EN MI VIDA?

  1. Responder al llamado de Jesús. "Dame, hijo mío, tu corazón..." Proverbios 23:26.
  2. Creer que Él murió en mi lugar y aceptarlo como Salvador personal y Señor de mi vida."Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa" Hechos 16:31.
  3. Movido por su amor, arrepentirme y confesarle a Él todos mis pecados. "El que encubre sus pecados no prosperará; más el que los confiesa y se aparta, alcanzará misericordia"
    Proverbios 28:13.
  4. Renovar diariamente mi decisión y pedirle que viva en el corazón.
  5. Estar de parte de lo recto. Aceptar su Santa Ley y estar dispuesto a vivir según ella. No para comprar la salvación con nuestras obras, sino porque hemos sido salvos, y en demostración de gratitud. "...Vino a ser autor de eterna salvación, para todos los que le obedecen" Hebreos 5:9.
  6. Vivir diariamente con Jesús. Ante cada decisión y actitud en nuestra vida, deberíamos preguntarnos: ¿Qué haría Jesucristo en mi lugar?
  7. Perseverar hasta el fin (Mateo 24:13).

EL PLAN DE DIOS ILUSTRADO EN LA PARÁBOLA DEL HIJO PRODIGO

En Lucas 15:11-24, se relata la historia del hijo pródigo. En cada detalle se proyecta la maravillosa obra de salvación hecha por Dios en favor nuestro.

El hijo en la casa

Adán en el Edén

Abandona el hogar

La caída del hombre

Gastó todo; miseria

La degradación moral

Dura servidumbre

La esclavitud del diablo

Volviendo en sí

La obra del Espíritu Santo

Me levantaré e iré

Reconocimiento de la culpa

El abrazo del padre

La justificación

El manto del padre

La justicia imputada de Cristo

El cambio de ropas

La santificación

La fiesta

La glorificación del creyente

LOS TRES GOZOS DEL CREYENTE

  1. Al aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador y Señor, somos justificados y como resultado obtenemos el GOZO DE LA SALVACIÓN (Salmos 51:12)
  2. La obra de Dios continúa en el hombre al promover nuestra santificación y ¡qué maravilloso! "...El da el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Filipenses 2:13). Si permitimos que Jesús actúe en nosotros, recibiremos el GOZO DE LA OBEDIENCIA. Y diremos como David: "tu Ley es mi delicia" Salmos 119:174.
  3. Cuando se complete el cuarto milagro -la redención- y estemos definitivamente con Jesús en su reino, tendremos EL GOZO ETERNO. "...y gozo perpetuo será sobre sus cabezas..." Isaías 35:10

¡Qué maravillosa es la obra de Dios! A este mensaje se le denomina Evangelio, "buenas nuevas", una noticia que nos hace realmente felices.

Sí, El desea llenar de gozo nuestra vida, dándonos la certeza de ser hijos de Dios, el gozo de la salvación, el amor a su Ley, mediante el gozo de la obediencia; y la vida eterna en un gozo sin fin.

¿Deseas tú también recibir estos regalos de Cristo en tu vida? Entonces, díselo a Dios, ahora mismo, en una breve plegaria. Ahora todas las promesas de Dios son tuyas, pues Él te ama, y ¡Tú puedes sentirte muy feliz!

Fuente:http://www.biblia2000.com.ar/guias/guia-08.htm


Cuestionario de Repaso 8

CÓMO ENRIQUECER NUESTRA PERSONALIDAD

1. El hombre en el principio era: (Marque con X lo correcto)

R:

a) CASI PERFECTO

b) PERFECTO

c) IMPERFECTO

2. ¿Cómo considera la Palabra de Dios la justicia humana?

R:

a) BUENA

b) INMUNDA

c) MALA

3. Coloque en el orden bíblico estos 4 milagros según 1ª Corintios 1:30.

( ...... ) REDENCIÓN

( ...... ) SABIDURÍA

( ...... ) SANTIFICACIÓN

( ...... ) JUSTIFICACIÓN

4. El primer milagro es el .........................................................

5. El segundo milagro Jesús nos imputa su ................................... Por lo tanto:

Se nos otorga el .....................................

Somos declarado ...................................

Nuestro nombre.......................................

La justificación fue ilustrada mediante la parábola del:..........................................................

6. ¿Quién obra nuestra santificación?

R:

a) UNO MISMO

b) LA IGLESIA

c) EL ESPÍRITU SANTO

7. Se produce un cambio en el ................................... lo cual hace posible obedecer la ....................

8. ¿Qué abarca la santificación?

a)

b)

c)

9. El cuarto milagro es:...................................................en la que seremos.........................................a la

...............................................en la ...........................................................

10. Completar a continuación los cuatros milagros

1º ...........................................................

2º ...........................................................

3º ...........................................................

4º ...........................................................

MI OPINIÓN:

Creo que únicamente por la justicia de Cristo obtengo pleno perdón, paz y la fuerza necesaria para vivir según la voluntad de Dios.

R:

a) Sí

b) No

c) Tengo dudas

Nombre:

Dirección:

E-mail:

Contestar el cuestionario, copiar y pegarlo en un mail todo y enviarlo a , para recibir al final de la serie un diploma de certificación.


< Volver a Guías de Investigación Bíblica

Próximo Tema: 
"LA MEJOR SOLUCIÓN PARA MIS PREOCUPACIONES Y PROBLEMAS"

Top ^