Biblia 2000 - Página Principal Meditaciones para el 2000

Año Bíblico: Nahum 1 - 3

25 de setiembre

JESÚS ILUMINA EL CAMINO

Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. (1ª Pedro 5:7)


Click para ver la imagen en tamaño 800x600 para usarla como fondo del Escritorio de WindowsNo lleves tus pruebas a otros seres humanos. Llévalas al Señor. Puedes pensar que otros deben simpatizar contigo en tus pruebas, pero algunas veces serás chasqueado. Jesús nunca defrauda al que viene a él por ayuda. El te dice hoy: "Venid a mí. . . y yo os haré descansar" (Mat. 11:28). En él te dará descanso. Nadie que venga a él se va sin ser ayudado. Lleva tus cargas al divino Portador de las cargas y déjalas con él, sabiendo que las llevará por ti, El es el Cristo, el Único que lleva los pecados del mundo. Te tomará bajo su vigilante cuidado, pues te ama. . .

Haz tu parte en ayudarte a ti mismo, como todos tienen que hacer para que puedan ser bendecidos. No te detengas en las penalidades de la vida cristiana. No hables de tus pruebas. . . No pronuncies una palabra desalentadora, pues tales palabras agradan a Satanás. Habla de la bondad de Dios y cuenta de su poder. Las palabras de esperanza y confianza y valor son tan fáciles de pronunciar como las de queja. . .

Cuando el enemigo te diga que el Señor te ha abandonado, dile que sabes que no lo ha hecho, pues declara: "No te desampararé, ni te dejaré" (Heb. 13:5). Despide al enemigo. Dile que no deshonrarás al Señor al dudar de su amor. . .
No hay límite a la ayuda que el Salvador está dispuesto a concedernos. El nos invita a llevar en nuestras vidas la gracia que nos guardará del pecado. Desde la cruz del Calvario nos llega libertad, esperanza y fortaleza. No deshonres a tu Redentor dudando de su poder. Confía en él siempre. Apodérate de las riquezas de su gracia, diciendo: "Creeré, creo que Jesús murió por mí". El camino ante ti puede parecer oscuro pero Jesús puede hacerlo luminoso.

Gózate en Dios, Cristo es luz, y en él no hay tinieblas. Mira hacia la luz. Acostúmbrate a expresar alabanzas a Dios. Haz felices a otros. En esto consiste tu obra... De mañana, al mediodía y en la noche tu corazón puede ser llenado con los brillantes rayos de la luz del cielo (Review and Herald, 7 de abril, 1904).


Ir al principio Página Principal Mandar Mail
Interés General Guías de Investigación Bíblica Tercer Milenio y Apocalipsis
Meditaciones 2000 Temas para Jóvenes Otros links